Vacunación oral frente a Mycobacterium bovis en tejones

El tejón (Meles meles) ha sido reconocido como uno de los reservorios de la tuberculosis (TB), y como principal transmisor de la infección al ganado vacuno en países como el Reino Unido. En ensayos previos, llevados a cabo por el consorcio NEIKER-IREC-VISAVET se vio que un prototipo vacunal elaborado a partir de una cepa de Mycobacterium bovis inactivada por calor (MBIC) era eficaz en el control de la TB en jabalí y ciervo. Esta observación se hizo teniendo en cuenta principalmente el tamaño, número y localización de las lesiones encontradas, así como la carga bacteriana. Teniendo en cuenta que el jabalí es el principal reservorio de TB dentro de la fauna silvestre se consideró un avance significativo. Más recientemente este estudio se ha llevado a cabo en tejón. El objetivo ha sido evaluar dos vacunas orales frente a la tuberculosis en un modelo de infección en tejón: la vacuna M. bovis BCG viva-atenuada (cepa Danesa) y una vacuna MBIC. Para ello, se contó con un grupo de 24 tejones, y se formaron 3 grupos de tratamiento: grupo vacunado con M. bovis BCG por vía oral (n=5), grupo vacunado con MBIC por vía oral (n=7) y grupo control no vacunado (n=12). Todos los animales fueron infectados experimentalmente con M. bovis por la vía endobronquial, con el objetivo de llegar al lóbulo medio del pulmón derecho. Durante el transcurso del estudio se evaluaron parámetros clínicos, bacteriológicos, inmunológicos y patológicos. Cabe destacar que ambas vacunas confirieron protección frente a la infección en términos de reducción de la severidad y tamaño de las lesiones. A la luz de estos resultados, la vacuna MBIC parece ser un candidato prometedor para la vacunación oral frente a TB en tejones en países endémicos.

Este trabajo ha sido fruto de la colaboración entre el SERIDA y el Departamento de Sanidad Animal de NEIKER, en el marco del proyecto “Estrategias de control de la tuberculosis bovina en reservorios silvestres (tejón y jabalí) y domésticos (ovino)“ financiado por el INIA (RTA2014-00002-C02-02) y ha sido publicado en la revista Frontiers in Veterinary Science (acceso al artículo).

Fotografía: NEIKER- Sanidad Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *