Skip to main content

Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos 2020: estrategias One Health para la prevención de futuras pandemias

El 18 de Noviembre, un año más, se ha celebrado el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos. Antes del COVID19, las bacterias resistentes a los antibióticos eran el principal problema de Salud Pública en nuestro entorno y la mayor amenaza de pandemia. Cada año mueren en el mundo más de 700.000 personas por infecciones por bacterias resistentes a todos los antibióticos disponibles.

La irrupción a principios de año del virus SARS-CoV-2 causante de la pandemia COVID19, no solo ha dejado en segundo plano este problema sino que ha podido contribuir a agravarlo. En los momentos iniciales de la pandemia, ante la gravedad y el desconocimiento de la enfermedad se produjo un incremento importante del uso de antibióticos en los hospitales. Posteriormente, la experiencia ha demostrado que las co-infecciones bacterianas en pacientes COVID no es importante. Esto, junto con el mayor conocimiento de la enfermedad y una mejor definición de las pautas terapéuticas, ha hecho que el uso de antibióticos en su tratamiento se haya ido moderando y reduciendo. Por el contrario, la prescripción ambulatoria de antibióticos se ha reducido durante la pandemia. Por otro lado, las medidas de higiene y prevención, y el impulso de las pruebas diagnósticas, podrían tener un efecto positivo en la disminución de las infecciones y por tanto en la necesidad del uso de antibióticos.

A pesar de que la pandemia ha frenado y afectado a los programas de promoción de Uso Prudente de los Antibióticos, esta zoonosis es un ejemplo más de la importancia de seguir trabajando de manera conjunta desde Salud Pública y Sanidad Animal (“One Health” – “una sola salud”) para hacer frente a las zoonosis y a la diseminación de bacterias resistentes a los antimicrobianos. Como consecuencia de las acciones llevadas a cabo hasta la fecha, se sigue observando la tendencia decreciente reflejada desde 2015 en el consumo de antibióticos tanto en medicina humana como animal en España. En el ámbito veterinario, se ha pasado de un consumo de 402 mg/CPU en 2015 a 172.4 mg/CPU en 2019, y en 2018 España registró el mayor descenso europeo en el consumo de antibióticos críticos (categoría b). Estos y otros datos pueden ampliarse en el Informe anual 2019-2020 del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) .

En el Departamento de Sanidad Animal de NEIKER seguimos aplicando el enfoque “One Health” para prevenir las zoonosis y trabajar en la vigilancia de las bacterias resistentes en ganadería, y en el desarrollo de estrategias de control y reducción de la incidencia de las enfermedades infecciosas en la cabaña ganadera del País Vasco.

Fotografía: Primer símbolo global para concienciar a la ciudadanía sobre el problema de la resistencia a los antibióticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *