Vigilancia del mosquito tigre (Aedes albopictus) en el País Vasco: Resultados y Objetivos para 2018

En el año 2012 se detectó la presencia del mosquito tigre en el País Vasco francés, en el área de Bidart. Así, desde el año 2013, el departamento de Sanidad Animal de NEIKER participa en el proyecto de Vigilancia Entomológica del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación (Gobierno de España), que tiene entre sus objetivos, detectar la expansión de Aedes albobictus, así como vigilar la posible introducción de otras especies de mosquitos invasores.
Pero, ¿por qué es tan importante la vigilancia de A. albopictus? Este mosquito, originario del sudeste asiático donde su hábitat natural son los bosques, no solo ha sido capaz de adaptarse muy bien en el medio urbano, sino que también ha demostrado su capacidad como vector de varias enfermedades tropicales como el Dengue, el Chikungunya o el Zika. Países como Francia e Italia han tenido casos autóctonos de Chikungunya y dengue el pasado año 2017, en los que A. albopictus ha sido el vector responsable.
La vigilancia del mosquito tigre en la Comunidad Autónoma del País Vasco comenzó en el año 2013, con la colocación de ovitrampas (trampas utilizadas para la detección de huevos del mosquito tigre) en 4 zonas de Gipuzkoa y Araba. Todos los resultados fueron negativos. Sin embargo, desde que en el año 2014 se detectaran por primera vez huevos de A. albopictus en la zona de Irun-Behobia, el grupo de trabajo, constituido por el Departamento de Salud Pública del Gobierno Vasco, los Ayuntamientos de Bilbao, Donostia, Gasteiz y Laguardia, y el departamento de Sanidad Animal de NEIKER, año tras año ha ido incrementado las labores de vigilancia y el número de muestreos en distintos municipios del País Vasco. La Vigilancia se ha centrado siempre en zonas con gran afluencia y concentración de vehículos, ya que, la dispersión que ha tenido en Europa se relaciona con el transporte de mercancías, y también se ha demostrado que los mosquitos adultos son capaces de desplazarse a muchos km de distancia en el interior de los vehículos particulares.
Un método indirecto de evaluar la presencia del mosquito tigre en nuestro entorno es la monitorización de las consultas por picadura de insectos atendidas en Osakidetza, y de momento no se ha detectado un incremento significativo de las picaduras en ninguna de las OSI (Organización Sanitaria Integrada) de la CAPV.
A fecha de hoy, desde que NEIKER comenzó con los muestreos en el año 2013, se ha muestreado en un total de 16 municipios, habiéndose encontrado huevos de mosquito tigre en 3, 1 en Gipuzkoa y 2 en Bizkaia (por primera vez en 2017). Los objetivos para el 2018 son: comprobar si existe la expansión del mosquito dentro de los municipios donde se han obtenido resultados positivos, aumentar la vigilancia en puntos localizados en OSIs con mayores porcentajes de picaduras y mantener la vigilancia en las principales ciudades. El esfuerzo de muestreo se concentrará en zonas con una intensa actividad industrial, comercial, con abundante tráfico vial y de transporte de mercancías. Para ello, al igual que en años anteriores, el muestreo comenzará en julio y finalizará en noviembre. Os contaremos los resultados al final de la campaña 2018.

Fotografía: NEIKER- Sanidad Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *