Escherichia coli resistentes a cefalosporinas de 3ª y 4ª generación en explotaciones de rumiantes de la CAPV

El uso inadecuado y la continua exposición a los antimicrobianos han provocado que los microorganismos hayan desarrollado mecanismos de resistencia para asegurar su supervivencia. Como consecuencia, muchos antibióticos están perdiendo su eficacia frente a algunas bacterias. La OMS ha definido una lista de antimicrobianos de importancia crítica (aquellos que son la única o una de las pocas terapias disponibles para tratar a pacientes con infecciones causadas por bacterias multi-resistentes). En ella se incluyen antibióticos β-lactámicos como las cefalosporinas de 3ª y 4ª generación y los carbapenemes. En el caso de Escherichia coli, el mecanismo más importante de resistencia a los β-lactámicos es la producción de enzimas tipo β-lactamasas de espectro extendido (BLEE), cefalosporinasas AmpC y carbapenemasas. (más…)

Leer Más