Skip to main content

Muestras adecuadas para el diagnóstico – parte 2

Abortos
El diagnóstico de los abortos es complejo y se suele llegar a un diagnóstico en el 40% de los fetos remitidos. Es importante destacar que no conviene remitir un aborto aislado, y hay que intentar enviar los fetos cuando se produzcan 2 o más abortos en un periodo corto de tiempo (1 mes por ejemplo). Las muestras fetales de elección son: contenido abomasal, hígado, pulmón, riñón, bazo, encéfalo; así como un fragmento de placenta. La mayor parte de los fetos va a tener un cierto grado de autolisis, y salvo que los fetos estén muy autolíticos (se deshacen), macerados o momificados, sí que merece la pena remitir muestras fetales. Incluso en fetos autolíticos es posible detectar lesiones características (p.ej. lesiones histopatológicas compatibles con Neospora). En cuanto a la placenta, lo ideal es enviar un placentoma (carúncula + cotiledón) pero habitualmente se remite tejido intercotiledonario y cotiledones. Respecto a los sueros que han de acompañar al resto de muestras, lo ideal es remitir muestras de suero de vacas abortadas y no abortadas para comparar los resultados. En este sentido, hay que tener en cuenta el estatus vacunal de los animales a la hora de interpretar los resultados serológicos. Leer Más

Investigación de un brote de fiebre Q en ganado caprino lechero con un alto porcentaje de abortos

Como decíamos la semana pasada, en esta nueva noticia, os resumimos la segunda comunicación que presentamos en el XLII Congreso SEOC 2017, que se celebró la semana pasada en Salamanca. Éste caso de abortos tuvo lugar a comienzos de este año en un rebaño caprino de aptitud lechera. A mediados de enero de 2017 el veterinario responsable de la explotación, envió muestras (1 placenta, 6 exudados vaginales y 12 sueros) a nuestro Servicio de Diagnóstico, para la investigación de la causa de los abortos. Las lesiones en placenta y la presencia de bacterias compatibles, junto con la detección de ADN en placenta y fluidos vaginales de cabras abortadas, así como la alta seroprevalencia hallada frente a Coxiella burnetii, confirmaron el diagnóstico de fiebre Q. Tras éste, se realizó un seguimiento de la paridera y se comprobó que la tasa de abortos fue del 80%. Leer Más