Los parásitos, la Ivermectina y los Premios Nobel de Medicina 2015

El antiguo SIMA (NEIKER en la actualidad) comenzó su andadura en 1982. Ya hemos cumplido 33 años haciendo diagnóstico e investigación en aspectos relacionados con la Sanidad Animal. En abril de 1983  hubo una reunión en la biblioteca del centro a la que asistieron técnicos y veterinarios del sector ganadero vasco, donde se presentó un nuevo antihelmíntico para uso veterinario de reciente introducción en España, cuyo compuesto activo era la Ivermectina. La presentación corría a cargo de la empresa propietaria de la patente, Merck Sharp & Dohme (MSD). Tras más de 30 años y a pesar de que se han comercializado otras avermectinas con mecanismos de acción similares, la Ivermectina sigue siendo el compuesto más popular entre algunos sectores ganaderos, especialmente entre los ganaderos de ganado vacuno de carne en la CAPV. Su éxito se debe a que es un antiparasitario de amplio espectro que, a bajas dosis, actúa de forma eficaz frente a parásitos internos (nematodos gastrointestinales y pulmonares) y algunos ectoparásitos.

Este primer artículo de nuestro blog tiene por objeto destacar cómo, el pasado mes de octubre, la Academia Sueca ha otorgado el Premio Nobel de Medicina a tres investigadores que han desarrollado nuevos tratamientos contra infecciones humanas denominadas de la “pobreza” (neglected diseases). Dos de estos investigadores Satoshi Omura (1935) y William C. Campbell (1930) han sido galardonados por el desarrollo de la Ivermectina. Omura trabajó en la Universidad Kitasato de Japón, donde centró sus investigaciones en bacterias del suelo del género Streptomyces, seleccionando 50 cepas prometedoras. Posteriormente Campbell, en el Instituto Merck de Investigación Terapéutica de EEUU, adquirió los cultivos de Omura y  demostró que éstos contenían un componente eficaz contra las infecciones por nematodos de los animales domésticos. Purificó y modificó el componente activo y lo llamó Ivermectina.  La Academia Nobel ha reconocido el impacto beneficioso que en los últimos años ha tenido  el tratamiento con Ivermectina  en las poblaciones humanas más pobres del mundo, afectadas por enfermedades graves causadas por nematodos tales como la oncocercosis o la filariasis (elefantiasis). Desde aquí nuestro pequeño homenaje a los hombres y mujeres de la ciencia que con su genialidad, esfuerzo y dedicación hacen de éste, un mundo mejor.

Para ilustrar este artículo relacionado con los parásitos, y poder escuchar algunos aspectos sobre su importancia, adjuntamos el link del programa “Teknopolis” de ETB sobre parásitos de animales, emitido hace algunas semanas, y en el que participó el grupo de Sanidad Animal de NEIKER:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *