Artrópodos pequeños, enfermedades importantes

Las enfermedades transmitidas por vectores están a la orden del día. Los vectores más conocidos, como los mosquitos, los flebótomos, las chinches o las garrapatas, son los responsables de la transmisión de una amplia gama de patógenos que afectan al ser humano y/o a los animales. Según las últimas estimaciones publicadas en diciembre de 2016, en 2015 se registraron 212 millones de casos de paludismo, enfermedad transmitida al ser humano por la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, que ocasionaron la muerte de unas 429.000 personas. No obstante, la enfermedad transmitida por mosquitos con mayor crecimiento en el mundo es el dengue, cuya incidencia ha aumentado enormemente en las últimas décadas. Además de que el número de casos aumenta a medida que la enfermedad se propaga a nuevas zonas, se están produciendo brotes epidémicos de carácter explosivo. Europa ya se enfrenta a brotes autóctonos de dengue, ya que la transmisión local se notificó por vez primera en Francia y Croacia en 2010, y se detectaron casos importados en varios países europeos. La globalización del comercio y los viajes, la urbanización y los cambios medioambientales, y el cambio climático, están teniendo gran impacto en la transmisión de estas enfermedades y haciendo que aparezcan en países en los que antes no existían.

Del 1 al 6 de Octubre se ha celebrado el 7th International Congress of the Society for Vector Ecology (SOVE) en Palma de Mallorca, organizado por La Universitat de les Illes Balears (UIB). La SOVE (Society for Vector Ecology), es una organización profesional americana, constituida en 1968 por personas involucradas en la biología de vectores y en los programas de control. Dicha Sociedad, se ha comprometido a resolver muchos problemas complejos encontrados en el campo de la biología de los vectores y el control. Entre éstos, están la supresión de organismos molestos y vectores de enfermedades mediante la integración de elementos de control, tales como la gestión ambiental, el control biológico, la educación pública y la tecnología apropiada para el control químico. Durante los 6 días de congreso se trataron temas diversos como las estrategias moleculares para la modificación genética de los vectores, insecticidas y repelentes, taxonomía, filogenia e identificación molecular de los mosquitos. También se presentaron los objetivos de los proyectos europeos en marcha sobre epidemiología y control de vectores. Junto con los expertos en estos temas, los estudiantes de doctorado también tuvieron su espacio para poder presentar sus trabajos experimentales. Además, los “coffee breaks” dieron la oportunidad para ver y debatir con sus autores alrededor de 50 posters que se expusieron cada día.

 Nuestras compañeras del Departamento de Sanidad Animal Ione Ortega y Ana L. García junto con Joseba Goikolea del Departamento de Salud Pública del Gobierno Vasco, asistieron al congreso para presentar en la sesión de Vigilancia de vectores y enfermedades transmitidas por vectores, el poster titulado: “Surveillance of Aedes albopictus in the Basque-Country (Spain): Slow-spread during the period 2013-2016”.

 Asimismo, el congreso sirvió para recopilar información sobre los métodos de captura de otros vectores, la utilización de Sistemas de Información Geográfica (GIS) para detectar la presencia y/o ausencia del mosquito tigre, y poder usarlos como herramienta para una mejor planificación del control y tratamientos. Así mismo, también para comentar  los resultados obtenidos durante estos años en nuestra comunidad autónoma con expertos en la vigilancia, el control y los tratamientos, para minimizar así en el futuro las molestias causadas por Aedes albopictus.

Fotografía de NEIKER-Sanidad Animal: Ione Ortega-Araiztegi (en el centro) y Joseba Goikolea (detrás a la izda) con el grupo de expertos de mosquito tigre de Catalunya y Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *