Alternando las vías de vacunación

La paratuberculosis (PTB) es una de las enfermedades infecciosas que provocan mayores pérdidas al sector del vacuno de leche a nivel mundial. Su agente causal, Mycobacterium avium subsp. paratuberculosis (Map) se transmite a través de la vía fecal-oral. La vacunación subcutánea con bacterias inactivadas ha mostrado ser la estrategia de control de mayor coste-beneficio en combinación con unas correctas prácticas de manejo. A pesar de ello, la vacunación en la especie bovina está restringida debido a que las vacunas comerciales pueden interferir con las pruebas oficiales de diagnóstico de la tuberculosis bovina. Por ello, resulta necesario desarrollar nuevas vacunas y/o explorar nuevas vías de vacunación.

Apenas existen estudios en los que se haya probado la vacunación oral frente a la PTB a pesar de que ésta vía imitaría de forma más precisa la exposición natural a Map. Por otro lado, en general, en la producción de vacunas tanto para sanidad humana como animal, en los últimos años, ha surgido un interés creciente entorno a la vía de vacunación intradérmica. Se han diseñado dispositivos para inyecciones intradérmicas con el objetivo de conseguir una inoculación más fácil y precisa. Además, algunos estudios han mostrado que la vacunación intradérmica es más efectiva que la intramuscular y subcutánea frente a ciertos patógenos.

En el Departamento de Sanidad Animal habíamos evaluado una vacuna experimental frente a la paratuberculosis a través de la vía subcutánea con buenos resultados. Para ello, se utilizó un modelo experimental en conejo para la evaluación de la protección y un modelo en cobaya para el estudio de la interferencia con el diagnóstico de la tuberculosis. Más recientemente hemos querido ver qué ocurría en estos mismos modelos tras la aplicación de la misma vacuna experimental a través de la vía intradérmica y de la vía oral. La vacunación intradérmica ha mostrado resultados prometedores pues ha sido capaz de disminuir la presencia de Map en tejidos y a la vez mostrar una interferencia menor con las pruebas de tuberculinización en comparación con la vacuna comercial. Estos resultados preliminares han sido obtenidos en modelos animales de laboratorio y deben ser confirmados en la especie bovina.

Este trabajo financiado a través del proyecto “Control de la paratuberculosis y otras patologías mediante nuevos inmunógenos: protección, diagnóstico DIVA e interferencia con la tuberculosis- PROBAK “ (RTA 2017-00089-00-00 ) se ha publicado en la revista de acceso libre Veterinary Science y se puede consultar a través del siguiente enlace.

Fotografía: NEIKER- Sanidad Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *